PUERTO AYSÉN PROMUEVEN CAMPAÑA “SI MANEJAS NO CHATEES” EN AYSÉN

La distracción en la conducción es una de las principales causas de los accidentes de tránsito y el uso de las Redes Sociales ha sido catalogado como distractores tecnológicos de alta peligrosidad.

Puerto Aysén.- El uso manual del celular en todos los espacios y momentos se ha convertido en una necesidad incontrolable para los conductores, para quienes es tentador enviar mensajes mientras conduce o se espera la luz verde. Sin embargo, esta distracción puede provocar que no estemos atentos al momento en que cambia la luz o avanza el vehículo que nos antecede, y es frecuente provocar accidentes por alcance.

A fin de concientizar a los conductores de esta preocupante realidad, la Comisión Regional de Tránsito CORESET realizó una actividad de difusión en la ciudad de Puerto Aysén en donde participaron la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Gobernación de Aysén y Carabineros de la Segunda Comisaría de Puerto Aysén.

El Gobernador Marcos Saavedar Quintallana, advirtió en la oportunidad que “una persona que manipula un celular o un aparato electrónico aumenta cuatro veces la posibilidad de que pueda sufrir un accidente. Incluso, en Chile se hizo el ejercicio con el digitador más rápido del mundo según Record Guiness y ni siquiera él tiene la capacidad de poder reaccionar a tiempo. Esperamos que todos nos hagamos parte de resguardar la seguridad vial”.

 

El Mayor Luis Tenham Osorio, Comisario de la Segunda Comisaría Aysén manifestó que a nivel estadístico, los accidentes provocados por uso manual del celular por parte del conductor se ubican dentro del ítem “Imprudencia del conductor”, y quedan registrados como “Conducción no atenta a las condiciones de tránsito del momento”.

 

“Dentro de la fiscalización que hacemos diariamente a la Ley de Tránsito, una de las infracciones que se dan con mayor frecuencia corresponde a conducir no atento a las condiciones del tránsito, que engloba prácticas que se dan con el avance de la tecnología. Los conductores en una acción  temeraria intentan conducir y revisar el teléfono. El propósito de esta actividad es cambiar un hábito”, concluyó Tenham.

 

Los transeúntes valoraron positivamente esta actividad educativa. Mónica Constenla, dirigenta vecinal de Puerto Aysén instó a los ciudadanos a informarse y evitar conductas de riesgo. “Yo no le voy a permitir a nadie que vaya conduciendo un auto y que vaya hablando por teléfono mientras yo sea pasajera. Eso es bien importante, que la gente se empodere tambièn. La gente que toma locomoción colectiva, como yo, que no permita que el chofer ocupe el teléfono cuando va transportando pasajeros”, recalcó.

 

Actualmente, existe un proyecto de ley quie busca aumentar la seguridad vial en relación a la manipulación del celular al volante. Esta iniciativa amplía la prohibición de uso de teléfonos celulares de quienes conduzcan, ya sea a través de llamadas, mensajes, chats, etc., siempre y cuando no sea a través de manos libres.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Add Comment