Paciencia, persistencia y esfuerzo son los ingredientes del éxito. Si solo trabajas por dinero, nunca harás dinero. Pero, si amas lo que haces, el éxito será tuyo.

0
674

Generalmente asociamos el éxito, el poder y la felicidad al dinero, sin darnos cuenta que este último solo es un medio que facilita situaciones en la vida, pero no lo es todo. Quien no ha conocido a alguien que teniendo dinero en demasía, no ha podido mejorar la salud de un ser amado o recobrarle la vida que un cáncer les arrebató. Si solo pensamos en que el amor nos genera felicidad, ¿podemos comprar el amor, el reconocimiento o la amistad y de ese modo ser felices? No verdad. A menudo y por los temas que abordo como docente, los alumnos deben responder preguntas como, que nos motiva en la vida, que es aquello que nos apasiona, si de ti dependiera como te gustaría ser recompensado en lo laboral. Siempre hay algunos que responden con un aumento de salario, un bono o con algo relacionado al mismo, no obstante hay un grupo mayor que dice, con capacitación, con la posibilidad de un viaje, con un mejor ambiente laboral, con un ascenso, etc. Por lo tanto la motivación no tiene como único motor de fortalecimiento para nuestros colaboradores el dinero. Es ahí donde debemos hacer una pausa y reconocer que si deseamos obtener el reconocimiento como cualquiera de los que aquí están escritos, monetarios o no!!.. Debemos trabajar duro y persistir en el logro de nuestros objetivos, no solo enfocarnos en hacer lo que tenemos que hacer para merecedores de un reconocimiento, la diferencia entre lo extraordinario y lo ordinario es una palabra pequeña pero muy potente el “Extra”, siempre podemos dar más, por ejemplo: atender con una sonrisa es más que atender, dar las gracias es más que una demostración de buenas conductas, llegar cinco minutos antes o dedicarle diez extras a una tarea para verificar si está bien lo que hicimos, es más que cumplir con nuestro trabajo; esto es ir en busca de lo Extraordinario, es así como transformamos positivamente la visión de quienes nos rodean, obteniendo el respeto y consideración. Y si además somos pacientes, mientras hacemos con pasión lo que amamos, llegara ese día en que podamos cosechar lo que hemos sembrado. A veces esperamos grandes resultados como un golpe de suerte, pero la sumatoria de pequeños éxitos es aún más valiosa, pues reafirma que hemos aprendido durante el camino y nos vamos haciendo más sabios e inteligentes.

Linda y exitosa semana para todos.

Rita Valeska Santibáñez Arcos
Relatora Emprendimiento e Innovación
Ingeniero Comercial, Magister en Didáctica
www.masproaccion.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here