EDIFICIO DE SERVICIOS PÚBLICOS ¿Amenaza u oportunidad para la identidad de Aysén?

 

Como arquitectos de la comuna de Aysén nos hemos convocado, en relación al proyecto que se encuentra en proceso de licitación, por parte de la Dirección Regional de Arquitectura, y que dice relación con la Construcción de un nuevo Edificio de Servicios Públicos en Puerto Aysén, iniciativa que hemos analizado y discutido,y que nos hace pensar si este proyecto es una amenaza o una oportunidad para nuestra ciudad. Dado lo anterior es que creemos oportuno entregar nuestro punto de vista como agentes técnicos y vecinos de Aysén, declarando lo que sigue:

 

Puerto Aysén.- Debido a la publicación en la plataforma de Mercado Público, con fecha 28 de Noviembre de 2016,que licita la construcción de un nuevo Edificio de Servicios Públicos, es que la discusión y crítica sobre el paisaje urbano de Puerto Aysén ha sido puesta sobre la mesa.  Si bien no podemos hablar de una identidad arquitectónica clara en nuestra ciudad, creemos que estas decisiones, considerando el impacto urbano del proyecto, atentan contra la imagen de nuestro territorio.

El proyecto detonante de esta discusión, que hoy buscamos rescatar, fue construido en la década de los 60 y es partede la  memoria colectiva de la comunidad aysenina, un elemento fundamentaldel poblamiento de la Ribera Sur, siendo el primer edificio público construido en hormigón armado, con una compleja logística de construcción y un alto costo de inversión; convirtiéndose en un hito urbano en la ciudad, que aún era la capital regional en esos años.

El edificio de SSPP se ubica en una cuadra estratégicade Puerto Aysén, que reunía diversos servicios en un espacio conformado por construcciones y corredores en torno a un parque; y que el ciudadano de Aysén reconocía como un conjunto armónico, con atributos de valor arquitectónico y urbano, convertido enlugar de historias y encuentro social,un espacio de esparcimiento y recreación en sus áreas exteriores.

El pasar de los años, el traslado de la capital a Coyhaique y la poca inversión en la mantencióndel conjunto, generó el deterioro de esta infraestructura, quedando en abandono y  expuesto a actos vandálicos, lo que se intensificó con el incendio que afectó al inmueble. En este contexto, y con el objetivo de rescatar el edificiopara recuperar el lugar como un barrio cívico, es que se transfieren recursos para su restauración. Sin embargo, al día de hoy se ha propuesto su demolición,para construir un edificio con un diseño completamente nuevo, idea que no fue sociabilizada con la comunidad ni con los profesionales competentes de la comuna.

Otro de losproyectos que siguió un curso similar es el Laboratorio de Salud Pública Ambiental y Laboral de Aysén, aún en proceso de construcción en la misma manzana,dicho proyectoatentatambién con la imagen urbana y original del conjunto, ya que se consideró la ocupación del corredor existente y no respeta las áreas verdes del proyecto original.

A través de estas decisiones, es que perdemos nuestra identidad, con edificios públicos que no dialogan entre sí, creando espacios residuales y dando muchas veces la espalda a la ciudad; alejándose del objetivo gatillante de la iniciativa, que era recuperar y habilitar el Edificio de Ribera Sur para consolidar un barrio cívico en la comuna.

Recogidos estos antecedentes, nace la pregunta ¿Quiénes el responsable de resguardar la identidad de un territorio? y, ¿bajo qué circunstancias un edificio con valor patrimonial, en un contexto que carece de la valorización de la historia, termina  siendo demolido?.Cuestionamos,por tanto, la coordinación entre el Gobierno Regional y el Gobierno Local, la preocupación que tienen los responsables del diseño, la falta de claridad  y entrega de información hacia la comunidad, generando un proceso poco participativo y poco trasparente.Cuestionamos también, la posición del Colegio de ArquitectosDelegación Aysén,que no genera un pronunciamiento a este tipo de intervenciones, teniendo que apelar a reunirnos de forma autónoma, como arquitectos de un territorio, preocupados más que por la construcción de proyectos aislados,de un paisaje urbanoidentitariopara nuestra ciudad.

Es importante mencionarque la licitación del nuevo edificio de SSPP, fue subida en estado de anteproyecto, incluyendo solamente algunas láminas de arquitectura e imágenes objetivo, delegando por tanto el desarrollo del proyecto final al contratista, sin garantizar que éste se materialice fielmente al proyecto original, pudiendo alejarse aún más de la esencia que dio vida a la iniciativa de rescatar el sector.

Por tanto, como grupo de Arquitectos de Aysén, queremos expresar nuestro descontento hacia los procesos de diseño y construcción de estos nuevos proyectosque amenazanla herencia histórica de la comuna,dado el escaso reconocimiento a la vida y uso que ha tenido el sector en el transcurso del tiempo.

Creemos que es necesario mejorar la comunicación entre las distintas instituciones, con el fin de optimizar los procesos de diseño, incorporando la  participación ciudadana y coordinación técnica con las entidades pertinentes, con el fin de aprovechar estos recursos de forma eficiente, que se transformen en un verdadero aporte a la comunidad y a la imagen urbana de la ciudad.

Firman la presente declaración pública los arquitectos

 

Gonzalo Vargas Pizarro

Cristian Velásquez Maldonado

Juan Pablo Altamirano

Macarena Sandoval Landabur

Viviana Macho Chávez

Camila Werlinger Ketterer

Sebastián Villagra Espinoza

Valeria Valenzuela Carrillo

Daniel Monsalve Jara

Felipe Gutiérrez Mella

Giovanna Rojas López

Comentarios

comentarios

Add Comment