ANGUSTIADA MADRE RECLAMA ILEGALIDAD EN LA DETENCION DE SU HIJO

Cerca de 100 cigarrillos diarios lleva fumando la señora María Eugenia Barría desde el viernes recién pasado, día en que Carabineros detuvo a su hijo de 31 años quien porta credencial de discapacidad, por haberlo involucrado en un robo a una frutería durante el jueves por la noche.

Puerto Aysén.- La madre de Gabriel Alejandro, acusado de robo, tomó la determinación de comenzar una huelga de hambre una vez que fuera detenido su hijo y posteriormente pasado a control de detención en donde el Tribunal habría determinado dejarlo como imputado en el hospital de Puerto Aysén, mientras se realiza exámenes para acreditar su inimputabilidad debido a su condición.

La señora María Eugenia muy angustiada con esta situación hace una férrea defensa a su hijo contándonos que a la hora que habría ocurrido el hecho delictual su hijo se encontraba compartiendo con su vecino “Carabineros registró casi toda mi casa la madrugada del día viernes buscando a Gabriel pero él no estaba en ese momento porque estaba con el vecino, de primero los Carabineros no me dijeron por qué lo andaban buscando”.

Una vez que se fue Carabineros el hijo llegó al hogar donde la Mamá le dijo lo que pasaba donde Gabriel se puso a llorar alegando inocencia en todo momento, momentos más tarde se acuesta y al levantarse su madre por voluntad propia lo lleva a la Segunda Comisaria para indicarles a los uniformados que su hijo no había sido el que cometió el delito, ante lo cual después de algunos minutos es detenido por la policía uniformada según la señora María Eugenia “yo le dije que se fuera acostar un rato y después yo misma lo llevé a la comisaria para demostrar su inocencia, pero de inmediato fue detenido por Carabineros”.

Señalar que como Aysén Ahora nos dirigimos a ver a Gabriel Alejandro quien pasa la mayor parte acostado en una de las salas de medicina engrillado de una de las piernas, custodiado en todo momento por personal de Gendarmería, hasta que le realicen los exámenes correspondientes, a la espera de este proceso el joven de 31 años nos indicaba en todo momento su inocencia.

Comentarios

comentarios

Add Comment